Leña

Ya sea para calentar su vivienda, para cocinar, para organizar una celebración al aire libre o simplemente para conseguir un ambiente agradable; encender una hoguera que resulte adecuada para lo que pretende dependerá, en gran medida, del combustible que vaya a emplear. Vamos a ver los diferentes factores que hay que tener en cuenta para escoger la mejor leña para cada situación.

¿Necesitas un cassette para leña?
Llámanos al móvil de la empresa 605 891 400 o a nuestra tienda de Segovia 921 00 32 29 para darte presupuesto sin compromiso.

El primer factor a tener en cuenta a la hora de escoger su leña, es la Humedad. A la hora de realizar la compra de la leña para calentar su hogar, hay que considerar el grado óptimo de humedad. Lo ideal es que la humedad sea inferior al 20%.

Lo ideal es que la leña no esté completamente seca, ya que ardería muy rápido y gastaría más materia combustible; ni con una humedad superior al 20%, ya que no obtendría el poder calorífico que desea y obtiene mayores residuos.

El problema que implica una leña húmeda, es que se desperdicia la energía, ya que el calor que se genera en la estufa de leña se emplea para evaporar la humedad, causando más humo por una combustión menos eficaz; Todo esto lleva a una creación de más residuos que se arrastran y se incrustan en los conductos de la chimenea, e incluso, se puede crear brea.

El sentido del oído es su gran aliado para saber si la madera que está quemando está demasiado húmeda, ya que escuchará un chisporroteo al echar un tronco al fuego.

Para conseguir el estado óptimo para prender la leña, lo que se hace es cortar la leña, guardarla y dejarlo secar, aproximadamente un año (el tiempo depende de qué madera sea); es decir, lo mejor es guardarla de un año para otro.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que NO se deben utilizar maderas que hayan sido tratadas con barnices, pinturas o cualquier otro producto químico. La madera que prendan, debe estar limpia, de no ser así, suele ser ineficaz, ya que no dan calor, e incluso tóxica para las personas.

.

Otro de los factores a considerar a la hora de comprar leña para su chimenea, es el tipo de madera. ¿Madera Dura o Madera Blanda?

Cada tipo de madera se comporta de una forma distinta, lo que implica que sea aconsejable para un uso u otro. Según qué madera sea, tiene unas características, una densidad mayor o menor, mejor o peor poder calorífico… por lo que hay que escoger la tipología que más se adapte a sus necesidades.

Vamos a ver la diferencia entre la Madera Dura y la Madera Blanda para que pueda escoger lo que necesita en su hogar.

  • Madera Dura: este tipo de madera corresponde generalmente a especies de árboles donde el crecimiento es lento, y se recomienda para mantener el fuego encendido y proporcionar mayor calor.

Le recomendamos este tipo de madera para su chimenea o estufa ya que proporcionan mucho poder calorífico, proporcionando un calor radiante. Además, se trata de un tipo de madera cuya combustión es prolongada, es decir, arde más lentamente, logrando que las brasas se mantengan mucho tiempo incandescentes prolongando la generación de calor; y finalmente consiguiendo un ahorro de combustible.

Entre las más habituales podemos encontrar: madera de encina, de roble, y nogal, de abedul, de fresno, de olmo, o de olivo.

  • Madera Blanda: este tipo de madera corresponde a especies de árboles donde el crecimiento es rápido, y es ideal para realizar el encendido de la chimenea y para avivar la llama en determinadas ocasiones.

Los árboles de hoja caduca tienen una madera menos densa, debido a su rápido crecimiento. Este es el motivo de que prende con mayor rapidez y la causa de que tenga menor poder calorífico; no significa que no alcance altas temperaturas, al contrario, las alcanza con la ayuda de la resina que contienen, generando mucho calor y grandes llamas, pero también más humo y residuos en la chimenea.

Por estas características se considera una leña óptima para encender la chimenea, para calentar una estancia más rápido o para usar la chimenea en periodos cortos.

Es la leña perfecta para una fogata al aire libre, ya sea en forma de troncos o astillas para avivar las llamas.

Es un tipo de madera más económica que la madera dura.

Dentro de este tipo de madera las más habituales que podemos encontrar son: madera de pino, de abeto, de cedro, o de castaño.

Según el tipo de madera, tiene un tiempo de secado diferente. Una vez escogido el tipo de madera más apto para las necesidades a cubrir, tenemos que tener en cuenta que haya pasado por el proceso de secado necesario para cada una, para que sea óptima y proporcione todo su poder calorífico.

Las maderas duras tienen un proceso de secado más largo que las blandas. Pongamos un ejemplo: para una madera blanda, de pino, se necesitan de 6 meses a 1 año de secado; sin embargo, para una madera dura, como es la encina o el roble, puede necesitar hasta 2 años de secado.

Además, hay que tener en cuenta qué chimenea o estufa tiene en su hogar. Las chimeneas abiertas necesitan combustible con mayor poder calorífico, para no perder el calor por el tiro de a chimenea, por ello es recomendable que use maderas duras las cuales ayudan a mantener mejor el calor. Sin embargo, si su estufa es cerrada, se puede usar tanto madera blanda como madera dura.

Una vez que ya ha comprado la leña, hay que almacenarla de forma adecuada para que no pierda sus características y no coja humedad.

Estas son las claves de almacenamiento de leña: el lugar de almacenamiento debe estar ventilado y protegido de humedad, y la leña almacenada no puede estar en contacto con el suelo. La madera es un material que absorbe la humedad rápidamente, por lo que, tenerla en sitios húmedos puede provocar la aparición de moho, provocando una reducción de las propiedades de combustión. No es recomendable tapar la leña con una lona, ya que la madera tiene que respirar, el aire debe fluir entre los troncos en su almacenamiento.

En resumen, las chimeneas de leña necesitan el combustible adecuado para cada uso. Ahora ya puede escoger la mejor leña para su chimenea y/o estufa. Gracias a una leña de calidad y apropiada a sus necesidades, podrá disfrutar del confort y el calor adecuado, generando un ambiente agradable y acogedor.

Si necesitas un cassette de leña de buena calidad…
Llámanos al móvil de la empresa 605 891 400 o a nuestra tienda de Segovia 921 00 32 29 para darte presupuesto sin compromiso.

14 Mar, 2023

Chimenea Francesa

La mayoría de la gente al mencionar una chimenea, la denomina chimenea francesa, sin saber muy bien lo que es. Vamos a solventar la confusión que hay con este nombre.

Read More
13 Dic, 2022

Chimenea Abierta

¿Quién no ha soñado con tener una chimenea en su casa? Son elementos decorativos únicos y funcionales, crean un ambiente acogedor y general calor.
Las chimeneas abiertas tienen un encanto especial y único, se pueden ver los leños arder sin ningún impedimento visual, y escuchar el hipnotizante crepitar de las llamas. Supone una imagen de lo más romántica, un ambiente de película.

Read More
04 Abr, 2022

Los mejores árboles para la leña de la chimenea.

¿No os habéis preguntado nunca qué tipo de madera es mejor para la chimenea? A primera vista se puede observar variaciones en el precio que dependerá de la clase de madera (roble, encina, pino, …), la humedad que contiene y el tamaño.

Read More
Call Now Button