Leña

¿No os habéis preguntado nunca qué tipo de madera es mejor para la chimenea? A primera vista se puede observar variaciones en el precio que dependerá de la clase de madera (roble, encina, pino, …), la humedad que contiene y el tamaño.

Una vez que ya conoce que la madera debe tener un máximo del 20% de humedad, y que sabe distinguir entre madera duras y madera blanda y sus usos, ya tiene una base para saber qué madera escoger para su chimenea, ajustándose a sus necesidades. (Véase post “Escoja la mejor leña para su chimenea”)

¿Necesitas un cassette para leña?
Llámanos al móvil de la empresa 605 891 400 o a nuestra tienda de Segovia 921 00 32 29 para darte presupuesto sin compromiso.

Sin embargo, siempre podemos ir un poco más allá, conociendo las características de las diferentes especies de árbol y sus maderas. Os detallamos las características de cada tipo de madera y para qué uso son recomendables.

Dentro de las maderas duras, encontramos las siguientes especies de árbol:

Leña de Encina; es considerada la mejor leña que se puede emplear para chimeneas y estufas, ya que el poder calorífico de este tipo de madera es de los más elevados. Es decir, con este tipo de leña se obtiene una eficiencia energética muy alta.

Se trata de una madera muy dura y con mucha resistencia a la humedad, que arde lentamente y genera mucho calor.

Además, su precio es asequible, ya que proviene de un árbol de gran proliferación en la cuenca mediterránea.

Este tipo de leña se consume prácticamente sin llama, por lo que, si se busca una buena brasa es la madera ideal.

Además, es una madera que posee un olor característico al cortarlo.

Encina

Leña de Eucalipto; la leña de eucalipto para combustible de chimenea es muy similar a la de encima. Tiene un gran poder calorífico, ya que, por su elevado contenido en aceites, logra obtener altas temperaturas.

La desventaja de estos aceites que contiene la leña de eucalipto, es que genera más residuos en la chimenea y sus conductos de humos, haciendo necesarias limpiezas y deshollinados de forma más habitual.

Este tipo de árbol es muy común en la península, ya que, gracias a su rápido crecimiento combinado con nuestro clima es templado, ha sido uno de los elegidos en el proceso de reforestación del país.

Esta madera es recomendable que seque por un periodo más prolongado a otras, más de dos años, debido a su alto contenido de aceites. Es recomendable que se ponga a secar ya cortada al tamaño que se vaya a utilizar, ya que esta madera es más difícil de cortar cuando ya se ha secado.

Eucalipto

Leña de Roble; esta madera también es muy dura y arde lentamente, proporcionando mucho poder calorífico.

Es un tipo de leña que cuesta encender ya que necesita altas temperaturas para generar una buena combustión. Una vez prende la madera, vale la pena disfrutarlo con sus brasas y el crujido del fuego. Esta leña aporta calor de forma prolongada a una estancia, sus llamas y las brasas que genera tienen mucha durabilidad.

Este tipo de árbol es muy común en nuestro país, lo podemos encontrar sobre todo en el norte.

Se utiliza mucho en estufas abiertas, en barbacoas y hornos de asar.

Si necesitas un cassette de leña de buena calidad…
Llámanos al móvil de la empresa 605 891 400 o a nuestra tienda de Segovia 921 00 32 29 para darte presupuesto sin compromiso.

Leña de abedul; en un tipo de madera de corteza blanca. Destaca porque aporta un fuego más vivo y es una de las leñas que más rápido prende.

Abedul

Leña de fresno o Haya; Son maderas densas, que secan muy bien y muy fáciles de encender por lo que son excelentes para las chimeneas. Además, su combustión dura mucho tiempo.

Fresno

La madera de Haya, además, tiene una corteza lisa que al quemarse no desprende chispas, y de la cual, se obtiene una amplia eficiencia energética, casi tanto como lo que se obtiene de la leña de encina.

La leña de Haya es recomendable para días fríos de invierno. Cuando apetece estar delante del fuego, en la compañía de las llamas y al confort del calor, es la leña adecuada.

Se trata de un tipo de madera que pueden encontrar de forma abundante en los Pirineos y en el cantábrico.

Haya

Leña de Olivo; es una madera de gran resistencia y larga duración de las brasas y posee un alto poder calorífico.

Cuesta encenderla, incluso más que la de roble o encina, pero al contrario de la encina no genera prácticamente brasas y su combustión les deja con la visión de una preciosa llama.

Su principal característica es que produce una gran cantidad de llama, por lo que, si buscas disfrutar de las llamas de forma continuada, esta es la leña idónea. Además madera es muy apreciada, y tiene un aroma espectacular.

Es apropiada como leña de calefacción para estufas o chimeneas abiertas.

Olivo

Y dentro de las maderas blandas, encontramos las siguientes especies de árbol:

Leña de Pino; es un tipo de leña que contiene bastante humedad y un alto contenido en resinas; estas dos características favorecen la formación de residuos que se adhieren a la chimenea y sus conductos de humos.

Su alto contenido en resina también implica que el fuego alcance temperaturas elevadas, sin embargo, la eficiencia energética es menor que la de otros tipos de madera.

Hace muy buena llama y consigue calentar la chimenea o estufa rápidamente, pero también se consume igual de rápido.

El aspecto positivo de este tipo de madera es que arde con mucha facilidad y deja un olor agradable, por lo que es más aconsejable su uso para hogueras.

Pino

Castaño; su madera también se encuentra dentro de las maderas blandas, se enciende con facilidad y genera unas llamas muy cálidas.

El aporte calorífico de esta leña es correcto, sin embargo, es inferior a las maderas duras. Su consumo es más lento que el pino, pero no tan duradero como las leñas duras.

Castaño

Ahora ya tenéis algunas nociones de cómo se comportan los diferentes tipos de madera, las que sirven para encender, las que se producen más llama o más brasa, etc. Lo mejor es combinarlo en función de las necesidades, el uso que se le vaya a dar, y la disponibilidad de madera de su zona.

13 Dic, 2022

Chimenea Abierta

¿Quién no ha soñado con tener una chimenea en su casa? Son elementos decorativos únicos y funcionales, crean un ambiente acogedor y general calor.
Las chimeneas abiertas tienen un encanto especial y único, se pueden ver los leños arder sin ningún impedimento visual, y escuchar el hipnotizante crepitar de las llamas. Supone una imagen de lo más romántica, un ambiente de película.

Read More
28 Sep, 2023

¡Seguimos Creciendo!

Os hemos enseñado estufas, cassettes, chimeneas, barbacoas, mantenimientos y deshollinados… pero no hemos tratado el tema que hace posible todo esto, la combustión.
Necesitamos tres ingredientes esenciales para obtener fuego: un elemento combustible, un elemento comburente y un elemento oxidante.

Read More
21 Jun, 2023

Teoría de la combustión

Os hemos enseñado estufas, cassettes, chimeneas, barbacoas, mantenimientos y deshollinados… pero no hemos tratado el tema que hace posible todo esto, la combustión.
Necesitamos tres ingredientes esenciales para obtener fuego: un elemento combustible, un elemento comburente y un elemento oxidante.

Read More
Call Now Button